Vidente

La curiosidad e interés de los seres humanos por lo sobrenatural ha existido desde siempre, y desde entonces han recurrido a lo que se conoce como un vidente o médium, para conocer aspectos de su futuro, como también solicitar una guía o ayuda para resolver los conflictos que les oprimen y agobian.

Una vidente o médium es un ser humano que posee las mismas capacidades físicas que el resto de los mortales, con la particularidad de haber desarrollado un don muy especial a nivel espiritual, el cual corresponde a la facultad de la clarividencia, que le da acceso a percepciones extrasensoriales que otros simplemente no pueden apreciar.

Más que un poder especial presente en algunas personas, la videncia es una misión de vida, una especie de destino que debe cumplirse a través del servicio a la humanidad.

¿Qué nos ofrece la consulta con una vidente?

Al nacer con las facultades de clarividencia ya despiertas, la vidente natural desarrolla el don de percibir aquello que los sentidos físicos no son capaces de descubrir, por lo que puede llegar a predecir la ocurrencia de sucesos futuros, asumiendo la misión de ayudar a quienes lo soliciten a través de una consulta.

Asimismo, una vidente o médium tiene el poder de visualizar hechos de nuestro pasado y presente, de modo que puede indicarnos el camino a seguir para sortear los obstáculos, y brindarnos los instrumentos necesarios para que podamos avanzar hacia un futuro próspero.

Cuando optamos por una consulta con una vidente profesional, dotada de un amplio conocimiento y vocación para la videncia y mediumnidad, podemos estar seguros de que obtendremos una asistencia de calidad, donde seremos capaces de comprender la razón de nuestros problemas y de encontrarles solución.

Una buena vidente es capaz de recibir las señales enviadas por seres en planos superiores, interpretándolas y revelándonos su significado con veracidad y honestidad, a pesar de que el mensaje no sea siempre el que esperamos.

La consulta con una vidente o médium puede ayudarnos de forma positiva en nuestro proceso de evolución y desarrollo personal, ya que, a través del uso de sus facultades especiales, puede guiarnos en nuestra incertidumbre, y proporcionarnos las herramientas que nos permitirán avanzar hacia la vida que queremos.

VIDENTE

¿Qué instrumentos necesita una vidente para sus predicciones?

Toda vidente puede emplear, cuando así lo requiera, ciertos instrumentos para profundizar en su predicción y lograr que la misma sea más precisa. Estas herramientas pueden ir desde el péndulo hasta la bola de cristal y las cartas del tarot, y su función será siempre la de brindar apoyo a la percepción que tenga la vidente sobre acontecimientos relativos a la vida del consultante.

Respecto a dichos instrumentos, el oráculo o tarot ha sido uno de los más populares y utilizados en el arte de la clarividencia, ayudando a profundizar en el conocimiento sobre la vida terrenal y espiritual, y ofreciendo respuestas claras y eficaces ante los conflictos de los seres humanos.

Sin embargo, aunque estas herramientas pueden servir de apoyo durante una consulta, una vidente de calidad y con vocación no requerirá más que solo su don para poder realizar su labor de una manera honesta y efectiva.

 

Posts relacionados